Acerca de mi

Soy Ingrid Acosta

Mi vocación artística estuvo presente desde que tengo memoria. Y creo que es lógico, porque para alguien como yo que era tan introvertida e imaginativa el arte me salvo de muchas maneras permitiéndome expresar y comunicar a través del dibujo y la danza todo ese mundo interior que bullía por dentro.
Empecé dibujando a lápiz sobre papel. Me encantaba dibujar rostros de mujeres de diversas etnias y era algo que me salía tan natural que a veces lo hacía sin pensar, como una forma de relajarme.
Después vino la magia del color a través de los pasteles y su textura arenosa que me permitía untarme los dedos e implicarme de una forma más divertida.
Muchos años después de hacerme publicista, decidí darle la oportunidad a la pintura y descubrí que un pincel es una herramienta maravillosa cuyo dominio requiere dedicación y esfuerzo.
Al inicio, empecé imitando las diversas formas de la naturaleza. Por qué para mí no hay nada que se le comparé y nada que sea más inspirador. 
Actualmente me doy el permiso de experimentar con diversas técnicas como el oleo, la acuarela y el acrílico que expresan la creatividad que llevo dentro y me permiten expresar las diversas vivencias, emociones y sensaciones que me rodean.
Cada obra que realizo sea grande o pequeña es una parte de mí y espero que pueda conectar con cualquier persona que decida adquirirla o simplemente echarle un vistazo.

¿Qué tipo de obras realizo?

Arte Abstracto

La libertad en el uso del color, las formas y las texturas me permite crear obras que expresan las emociones y sentimientos propios del ser humano como la alegría, la euforia, la rabia o la tristeza imprimiendo  a cada creación un significado.

Arte Figurativo

 Al plasmar la belleza de un paisaje, la fuerza de una mirada, o un precioso embarcadero, conecto con la armonía y la simetría de la naturaleza. La plasticidad de la acuarela me permite darle un carácter sutil y rítmico a cada obra figurativa.